1972

La Primera Bienal Internacional marco un hito, posicionando al país con un evento precursor y de notable trascendencia para la historieta y el humor gráfico a nivel internacional.