Automóvil Kaiser Carabela

Automóvil
Kaiser Carabela

Primer automóvil sedán de pasajeros fabricado en el país, en serie por cadena de montaje.

Fue el auto de mayor tamaño que se fabricó en el país, el más largo, ancho, pesado y con mayor distancia entre ejes. El Carabela se consolidó como un vehículo altamente confortable con una capacidad para siete personas pero se vio desfavorecido en su estética y su alto costo de mantenimiento. Un auto que era de lujo y hasta llegó a ser el auto elegido por el presidente de la República Argentina.

Su diseño está íntegramente basado en su predecesor norteamericano, el Kaiser Manhattan. Su fundador, Henry J. Kaiser, se había consolidado como un exitoso empresario de astilleros navales durante la Segunda Guerra Mundial. En colaboración con el fabricante de automóviles Joseph W. Frazer, organizó en los años de 1950 la corporación Kaiser-Frazer, que fue un fracaso rotundo y no logró imponerse en el mercado de automóviles de pasajeros debido al avance de otras corporaciones automotrices. En 1954, en busca de expandir la industria automotriz argentina, IAME se asoció a la subsidiaria Kaiser Motors Corporations y fue así como se fundó Industrias Kaiser Argentina, cuyas instalaciones comenzaron a funcionar en Santa Isabel, Córdoba. De ese modo, Argentina contó con una fábrica automotriz que produjera sus partes de manera íntegramente nacional. El Carabela se consolidó como un vehículo altamente confortable con una capacidad para siete personas pero se vio desfavorecido en su estética y su alto costo de mantenimiento. A lo largo de su período de producción, fueron lanzadas al mercado 10 225 unidades, de las cuales 57 fueron utilizadas como taxi. Su carrocería consiste en un sedán sobre bastidor y el motor en un Continental 6L-226 de transmisión trasera; además, tenía 6 cilindros y una cilindrada de 3707 cc. Tiene un peso de 1638 kg, 5.475 m de largo, 1.900 m de ancho, 1.545 m de alto y 3.010 m de distancia entre ejes.