Embutidos y carnes Familia Grión

Embutidos y carnes
Familia Grión

Las familias inmigrantes trajeron desde el viejo continente, la ilusión, sus tradiciones y sus costumbres entre ellas: preservar los alimentos perecederos sin heladera, mediante salazón, de forma que se encuentren disponibles para el consumo durante un mayor tiempo. El efecto de la salazón es la deshidratación parcial de los alimentos, el refuerzo del sabor y la inhibición de algunas bacterias.

Familia Grión SRL en honor a don Juan A. Grión y su hermano mayor don Ángel Grión, fueron quienes por los años entre 1917 y 1930 integraron una sociedad familiar “de hecho” siempre relacionada a la comercialización de carnes (carnicería), oficio heredado y bien aprendido a partir de la enseñanza de don Luis Romanutti.
En aquel entonces, los repartos se hacían casa por casa, primero en sulqui y posteriormente en jardinera. Los hijos de don Juan Grión y doña Augusta Zaya, inmigrantes friulanos de la región de Capriva del Friuli Italia vinieron en la segunda tanda migratoria con 16 y 14 años respectivamente.

Como en todos los trabajos, oficios o profesiones, en esos años ser carnicero no significaba ser un buen chacinador, y no lo fue hasta tanto conoció a la mujer que lo acompañaría el resto de su vida doña Clementina Visintini, familia entre tantas otras de la zona que ejecutaban sus conocimientos en la elaboración de: salames, quesos, dulces, encurtidos etc. La unión entre ambos hizo una combinación cuasi perfecta comenzando así un nuevo camino a recorrer.
Terminada la sociedad con su hermano por desavenencias familiares, inicia una trayectoria como carnicero que no duraría tanto tiempo por problemas en su salud, pero especializándose como chacinador esporádico convirtiéndose en proveedor de los principales locales ubicados a la vera de la vieja estación de trenes (paraje Estación Caroya) y los restaurantes, bares y negocios a orillas de por ese tiempo la flamante Ruta Nacional 9.

Los Salames de la Colonia Caroya son conocidos en toda Argentina y muchos lugares del mundo, esto se debe a la importancia que tuvo el paraje de estación Caroya en donde los trenes de vapor que llevaban pasajeros entre Bs. As. y Tucumán se reabastecían de agua. Mientras el pasaje esperaba, los colonos vendían lo que producían desde frutas frescas, hasta salame de la colonia para el viaje.

Familia Grión SRL actualmente es una sociedad familiar integrada por Armando D. Grión, Griselda Contessi (padres), Diego José y Daniel Juan (hijos) descendientes de Juan A. Grión y Clementina Visintini (Paterna) y (Materna) de don José Contessi y Elsa Lóndero.
Familia Grión SRL es la máxima referente elaboradora de chacinados y salazones en Colonia Caroya, con una planta “Modelo” de más de 1.500 metros Cubiertos, con una capacidad posible de hasta 40 toneladas semanales, y una proyección ilimitada en un predio de 12 hectáreas; cargada de una rica historia, sueños, compromisos y responsabilidades.