Fábrica Militar Río Tercero

Fábrica Militar
Río Tercero

La Dirección General de Fabricaciones Militares fue concebida por el general e ingeniero militar Manuel Savio (1892-1948), para actuar como motor de la industria pesada argentina, en coincidencia con la necesidad de proveer al país de los bienes de estas ramas industriales, al cesar su importación a causa de la Segunda Guerra Mundial.

Con el fin de afianzar la defensa nacional, en 1936 se crea la Fábrica de Munición de Artillería, para iniciar la construcción del grupo de obras para la instalación de la Planta Industrial y los edificios administrativos. Cinco años después, se fabrica el primer proyectil de artillería.
En 1947 se crea el Grupo Químico “RIO TERCERO” cuyo objetivo era elaborar materias primas para la fabricación de pólvoras, explosivos y fertilizantes nitrogenados, como también realizar la recuperación de ácidos residuales procedentes de la Fábrica de Villa María. En 1948 se iniciaron las obras de construcción de las plantas de producción Química. Luego las Plantas de Amoníaco y Ácido Nítrico se unificaron bajo la denominación de Fábrica Militar Río Tercero.
La superficie cubierta por las instalaciones de la Fábrica Militar abarca 450 hectáreas y en ella se encuentran ubicadas igualmente las empresas ATANOR Y Petroquímica Río Tercero. Actualmente realiza trabajos de mantenimientos en las plantas químicas y recomponiendo la cartera de clientes de productos metalmecánicos con un incipiente despegue en este centro productivo. Un ejemplo de ello es la reparación de vagones.