Mosaicos Blangino

Mosaicos
Blangino

Juan Bautista Blangino pensó cómo tener un segundo ingreso, cómo completar -"haciendo algo a la tarde"- lo que ganaba en la Kaiser (hoy Renault ). No imaginó que terminaría fundando la fábrica de mosaicos más grande de Latinoamérica que, hace dos años, empezó también a producir adhesivos para cementos.

Juan Bautista Norberto Blangino nació un 9 de Septiembre de 1940 en Colonia Holandesa, zona rural de la provincia de Córdoba. En el año 1952 se mudó junto a sus padres a la localidad de Monte Cristo. Desanimado por los conflictos sociales que sucedían en nuestro país y con la actitud emprendedora que siempre lo caracterizó, aceptó una prensa balancín de ejecución manual que su tío le ofreció. Comenzó a fabricar mosaicos con unas pocas instrucciones los fines de semana. Más tarde  un compañero de su antiguo trabajo le enseñó las bases del oficio que lo llevó a abrir su propia fábrica de mosaicos.

En el año 1966 comenzó a funcionar la fábrica de mosaicos instalada en su propia casa, en un pequeño galpón de 5m x 5m que él mismo construyó. En 1977 adquirió el terreno de la actual fábrica y se construyó el primer galpón. Un año después adquiere la primer prensa hidráulica de origen italiano, así el trabajo comenzó a automatizarse y creció la producción.

La experiencia de los trabajadores hasta este momento les permitió obtener productos óptimos y de gran terminación como lo requería el mercado. La empresa seguía creciendo y aunque las circunstancias del país no eran las más propicias, Juan Blangino confió en su intuición y construyó el segundo galpón, sumando así al predio 57.000 m2 y 6.000 m2 cubiertos. La empresa comenzó a tener repercusión nacional y creció gracias al trabajo y dedicación de su gente.

En el año 2006 Mosaicos Blangino cumplió 40 años de vida. En 2007 se adquirió una máquina italiana de última generación y se sumaron casi 100 operarios a su planta fabril.

En la actualidad sigue siendo la empresa líder en capacidad productiva, calidad e innovación. Esta fábrica da trabajo a casi 400 familias y los productos que se distribuyen por todo el país decoran los más versátiles paisajes argentinos.