Revista La Luciérnaga

La Luciérnaga
Revista

Iniciativa editorial destinada a ayudar a los jóvenes en situación de calle ofreciendo un trabajo temporario y una alternativa a su institucionalización.

La distribución y partes del proceso editorial se encuentran realizados por personas en situación de calle o de villas miseria, principalmente adolescentes y jóvenes. Es la primera revista argentina de estas características.
La revista abarca distintas temáticas, entre aquellas que se relacionan directamente con la vida de personas de bajos recursos económicos hasta la política nacional e internacional. Algunos de los artículos se encuentran realizados por los jóvenes que conforman el equipo de distribución de la revista, mientras que otros provienen de autores del ámbito periodístico.
El modelo de La Luciérnaga fue replicado con éxito en otras ciudades de la provincia de Córdoba bajo el mismo nombre, entre ellas Río Cuarto, Alta Gracia, San Francisco y Río Tercero.

La Luciérnaga es una revista de interés general fundada en la ciudad de Córdoba en el año 1995. La distribución y partes del proceso editorial se encuentran realizados por personas en situación de calle o de villas miseria, principalmente adolescentes y jóvenes. Es la primera revista argentina de estas características.
La revista abarca distintas temáticas, entre aquellas que se relacionan directamente con la vida de personas de bajos recursos económicos hasta la política nacional e internacional. Algunos de los artículos se encuentran realizados por los jóvenes que conforman el equipo de distribución de la revista, mientras que otros provienen de autores del ámbito periodístico.
El modelo de La Luciérnaga fue replicado con éxito en otras ciudades de la provincia de Córdoba bajo el mismo nombre, entre ellas Río Cuarto, Alta Gracia, San Francisco y Río Tercero.
El proyecto fue fundado por Oscar Arias y Fabiana Visintini, quienes tomaron la idea de la revista española "La Farola". Empezaron con un pequeño grupo de 6 o 7 chicos de las villas (villas miserias, barrios marginados) pero los chico/as lo difundieron de boca en boca y fue aumentando el número.
Arias define a La Luciérnaga como “un modelo que valida al extremo la certeza de que promover las fortalezas que trae un sujeto, aunque sean pequeñas (como el amor a los hijos o la cultura del trabajo), tiene un potencial sin techo a la hora de desarrollar y promover a las personas que están en mayor riesgo social”.